Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima

Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima
Cita online

986.901.999

  • Neurocirugía

    Hernia discal

  • ¿Qué es?

  • Especialista

  • Precio

  • Pedir una cita

  • <Ver todas

Hernia de disco

¿Qué es?

Las vértebras que conforman la columna están separadas entre sí por unos pequeños discos que permiten darle flexibilidad a la espalda y, al mismo tiempo, contribuyen a proteger la médula espinal (formada por nervios que salen del cerebro, recorren la espalda y desde ella se distribuyen a lo largo del resto del cuerpo) que recubren las citadas vértebras. Una hernia discal (también llamada hernia de disco) se produce cuando uno de los discos que separan las vértebras se desplaza o rompe debido a una lesión o a un esfuerzo puntual.

El disco se pude salir de su lugar o romper a causa de una lesión o distensión. Esto provoca, generalmente, una presión sobre los nervios raquídeos que provoca dolor, entumecimiento o debilidad en el paciente.

La mayor parte de las hernias de disco se producen en la región lumbar (la parte baja de la espalda), pero también en la cervical (a la altura del cuello).

¿Qué síntomas tiene?

El dolor de espalda es, en términos generales, el principal síntoma de una hernia de disco. Este dolor suele ocurrir con mayor frecuencia en un único lado. La forma de manifestarse ese dolor depende de la zona en la que se produzca la hernia.

Si ésta está en la región lumbar, el paciente suele tener dolor punzante en una parte de la pierna, cadera o glúteos. También suele producir entumecimiento en la parte posterior de la pantorrilla o la planta del pie. Además, el paciente suele sentir un debilitamiento de una pierna.

Sin embargo, si la hernia de disco está localizada en la zona cervical, el paciente suele sentir el dolor al mover el cuello, normalmente cerca del omóplato o dolor que se irradia al brazo, antebrazo y dedos de la mano. En ocasiones, también presenta entumecimiento de todo el brazo, desde el hombro hasta los dedos.

El paciente también puede tener debilidad en ciertos músculos. En ocasiones, puede manifestarse en la dificultad para levantar una pierna o brazo, ponerse de puntillas, apretar fuertemente una de las manos, u otros problemas. Otras veces, una hernia de disco puede provocar la pérdida del control de la vejiga.

También es posible que el dolor, entumecimiento o debilidad desaparezcan momentáneamente –incluso en ocasiones durante meses-. Luego vuelve a aparecer.

Con frecuencia, el dolor empieza siendo leve y empeora después de estar de pie o sentado durante mucho tiempo; por la noche; al estornudar o toser. También se puede agudizar al doblarse hacia atrás o caminar largas distancias.

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, a partir de su navegación.
Si continúa navegando, sin cambiar la configuración, consideramos que acepta su uso. Ver nuestra política de cookies.